fbpx

El aceite de cáñamo y sus propiedades son cada vez más reconocidos por la sociedad. Sin embargo todavía existen muchos escépticos debido al origen de esta sustancia, aun a pesar de que el cáñamo y la marihuana no son lo mismo. Y es que sigue habiendo quienes piensan que consumir este aceite puede producirles efectos alucinógenos; ¡nada más lejos de la realidad!

En realidad, se trata de uno de los mejores que puedes encontrar en el mercado, a excepción del aceite de oliva virgen extra. ¿Quieres saber más de sus propiedades y beneficios?

¿Cuál es el origen del aceite de cáñamo?

Tal y como indica su nombre, este producto se extrae de las semillas de cáñamo cultivadas de forma industrial. Esto quiere decir que las plantas de las que se extrae son aptas para el cultivo y, por ende, legales. Estas explotaciones son posibles debido al control que se realiza sobre los niveles de THC de las plantas, el cual nunca supera el 0,2 %. Además, no todas las variedades de plantas se pueden cultivar con este fin, sino que son solo unas pocas las escogidas para su cultivo y posterior comercialización en diferentes productos.

Cabe resaltar que no es lo mismo hablar de aceite de CBD o aceite de cannabidiol que hablar de aceite de cáñamo. En el primero se utilizan las flores, los tallos y las hojas de la planta, donde hay una mayor concentración de CBD. Mientras tanto, en el segundo se utilizan solo las semillas de cannabis sativa. Y estas semillas no contienen ni los mismos compuestos ni en la misma concentración que la planta al completo, por lo que no puedes esperar que sus propiedades o efectos sean exactamente los mismos. Aunque, eso sí, ambas comparten un rico perfil de compuestos bioactivos, ácidos grasos y nutrientes.

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Propiedades del aceite de cáñamo

Este producto está considerado como uno de los aceites más nutritivo disponibles, si no el que más, y por ello tiene una gran utilidad a nivel cosmético, nutricional y medicinal. Además está libre de THC, por lo que no tiene efectos psicoactivos. El que sí contiene THC se denomina hash, ¡no los confundas!

El aceite de cáñamo es reconocido y utilizado desde miles de años antes de nuestra era en China y otras culturas orientales debido a sus propiedades nutricionales y medicinales. Puede proveer al cuerpo humano, por ejemplo, de todos los aminoácidos esenciales para su bienestar y salud. Entre los principales beneficios de esta sustancia destacan los siguientes.

  • Tiene propiedades antiinflamatorias que son de gran utilidad en el tratamiento del acné. Además, se ha reconocido su capacidad para regular las secreciones de las glándulas sebáceas, lo que es perfecto para tratar desórdenes en pieles grasas, pero también en secas.
  • Debido a las propiedades mencionadas anteriormente y a los estudios realizados, este aceite puede ayudarte a aliviar la dermatitis con grandes resultados tras 20 semanas de aplicación. Es perfecto para que se regenere la capa protectora de la piel debido a su composición lipídica. También se ha demostrado su eficacia para tratar la psoriasis y eccemas atópicos, dos enfermedades que se caracterizan por la pérdida de agua a través de la piel, lo que al reducir la actividad de las glándulas sebáceas da lugar a una piel quebradiza y seca. Con el aceite de cáñamo puedes regenerar la piel y calmar la irritación debido al equilibrio de ácidos grasos 3 y 6 en su composición.
  • Es de gran ayuda para pacientes de onocología y se usa para controlar náuseas causadas por la quimioterapia.
  • En algunos estudios se ha demostrado que, tras doce semanas de uso, se consiguen mejorar de forma significativa los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual
  • Si una persona tiene déficit en ácidos grasos esenciales, tiene probabilidades de padecer una osteoporosis grave. En este tipo de casos, el aceite de cáñamo puede ser una buena manera de prevenir esta enfermedad, ya que aumenta la síntesis de colágeno, reduce la eliminación de calcio por la orina e incrementa su absorción en los huesos.
  • Se ha comprobado ampliamente que el consumo de aceite de cáñamo reduce la sensibilidad al dolor y tiene un gran efecto antiinflamatorio tanto para casos de colitis ulcerosa como infecciones en la orina, artritis reumatoide, fibromialgia o, incluso, la enfermedad de Crohn.
  • El aceite de pescado es el modo más tradicional de proporcionar a tu cuerpo ácidos grasos omega 3, pero, ¿qué pensarías si te decimos que este aceite ofrece incluso mejores respuestas? Además tiene innumerables beneficios a nivel cardiovascular y cerebral, ya que los ácidos grasos que aporta son poliinsaturados. Contiene tal cantidad de ácido alfa linoleico que 30 gramos de semillas te aportan 1,54 gramos de omega 3, más del 75 % de la ingesta diaria recomendada.
  • Como el aceite de cáñamo tiene propiedades anticoagulantes rebaja el riesgo de ataques al corazón y mejora los perfiles de colesterol, reduciendo el conocido como colesterol malo, o LDL. De hecho, existen evidencias científicas que demuestran que el consumo de ácidos grasos omega 3, como los que proporciona, reduce de forma significativa el riesgo de parada cardíaca entre quienes ya han sobrevivido a un infarto. Por ello es recomendable que esta sustancia sustituya a las grasas animales saturadas entre los enfermos cardiovasculares.
  • Por otro lado, el aceite de cáñamo también contiene tocoferoles, que tienen una gran actividad como antioxidantes, pueden reducir la degeneración macular debida a la edad (y que puede acabar causando daños oculares irreversibles) y disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o cáncer. Además, su contenido total de fenoles es mayor que el de otros aceites vegetales, y no contiene gluten.

En definitiva, el aceite de cáñamo y sus propiedades no podrían resultar más beneficiosos para el organismo. Habría de estar presente en todas las cocinas del mundo, y debería tener una presencia destacada en la dieta. Se puede consumir solo, en aliños, o incluso a través de la piel, aportando en todo caso innumerables beneficios en distintos ámbitos.

¿Quieres 20€ de descuento en tu primera compra?
¡Introduce tu Correo y te contaremos cómo!