THC y CBD

¿Qué es el THC? ¿Es lo mismo el THC que el CBD?

Si hace poco que conoces el aceite CBD, puede que necesites saber un poco más acerca de esta sustancia. Posiblemente, quieras saber qué es el CBD y qué es el THC. Cuál es la diferencia entre uno y otro o qué consecuencias tiene cada uno. Vamos a verlo.

El THC y el CBD son cannabinoides

El THC y CBD son sustancias químicas que enlazan con nuestro sistema receptor de cannabinoides. Por eso les llamamos cannabinoides.

Puede resultar sorprendente que nuestro cuerpo esté preparado para recibir estas sustancias, ¿verdad? Pero, efectivamente, los humanos -y muchísimos animales-, producimos nuestros propios cannabinoides: los endocannabinoides.

En cambio, cuando se trata de cannabinoides producidos por la planta Cannabis Sativa, como el THC y el CBD, hablamos de fitocannabinoides.

Hay más de 50 cannabinoides distintos

Aunque el THC y el CBD son los cannabinoides más populares, hay muchos más: CBN, CBG, CBC, CNV, etc.

Algunos de ellos son psicoactivos, es decir, alteran nuestra percepción y modifican nuestro estado de ánimo, mientras que otros no lo son.

THC vs CBD, ¿Qué es el THC?

El Tetrahidrocannabinol, THC, es el componente más popular del cannabis. Es el ingrediente psicoactivo de la marihuana. En otras palabras, el que provoca los efectos narcóticos, como la euforia o el relajamiento repentino de la persona que lo consume.

Los niveles de THC son los que han provocado gran controversia entorno a la planta de cannabis por el riesgo que supone para la salud mental, porque, efectivamente, su consumo altera la percepción, la memoria y la realización de tareas que requieren concentración, el THC te coloca y el CBD no.

Pero eso no evita que también tenga propiedades terapéuticas, especialmente cuando se consume una dosis efectiva, baja y muy controlada. Sin embargo, es difícil hacer un uso terapéutico del THC, pues, a día de hoy, se trata de una sustancia ilegal. Por eso, de momento, la investigación y los usos terapéuticos del aceite de THC están muy limitados.

¿Cómo actúa el THC en nuestro cuerpo?

Cuando el THC llega a nuestro cuerpo imita a la anandamida, uno de nuestros endocannabinoides. Rápidamente, se une al receptor cannabinoide CB1, y allí ejerce sus efectos psicoactivos.

Efectos del THC y CBD

Aunque el THC tiene muy mala fama por sus efectos psicoactivos, varios estudios, como el llevado a cabo por los académicos Md Ruhul Amin y Declan W Ali, “Pharmacology of Medical Cannabis” (1), parecen indicar que posee ciertas propiedades terapéuticas, especialmente analgésicas, antiinflamatorias, antioxidantes, antieméticas (evita el vómito) y orexigénicas (promueve el apetito). Estos mismos beneficios los tiene el CBD, sin ninguno de las contrainicaciones.

Como contra, su consumo puede provocar reacciones negativas. Las más destacables son sensación de somnolencia, cansancio, descoordinación motora y alteración de la memoria y la concentración. Por eso nosotros recomendamos los aceites CBD de amplio espectro en vez de los de espectro completo (ya que estos contienen THC).

También puede provocar aumento de la frecuencia cardíaca, síntomas de ansiedad y aumento de la presión arterial. En otros casos, podría dificultar las interacciones sociales, o incluso precipitar síntomas psicóticos o algún trastorno mental, como la esquizofrenia, así como reforzar el mantenimiento de otros trastornos psiquiátricos.

Esto implica una revisión atenta de la condición médica y psicológica del paciente antes de recomendar el uso terapéutico del THC.

¿Qué es el CBD? ¿Es el el THC y CBD legal?

El cannabidiol, CBD, es un cannabinoide que no presenta efectos psicoactivos. Este extracto de cáñamo tiene efectos sobre el Sistema Nervioso Central y por eso se le considera psicotrópico, pero en ningún caso provoca alteración sensorial ni reducción de las capacidades cognitivas o físicas.

Por estos motivos, el CBD es una sustancia totalmente legal que se puede comercializar y consumir con libertad. Se puede utilizar en forma de aceite CBD, tintura de aceite, extracto líquido, gominolas comestibles de deliciosos sabores, cápsulas u otros tipos de productos.

Pero sea como sea su consumo, no se trata de ningún tipo de medicación, ni mucho menos una droga. A los aceites de CBD se les considera más bien complementos alimenticios, igual que las vitaminas. Se puede hacer un consumo de CBD diario sin generar dependencia ni sufrir síntomas negativos.

Por tanto, el CBD es, simplemente, un compuesto químico que contribuye a nuestro bienestar. Tanto es así, que muchos se refieren al CBD como la marihuana medicinal.

¿Cómo actúa el CBD en nuestro cuerpo?

A diferencia del THC, el CBD no interactúa directamente con el receptor CB1 ni el CB2. Lo que hacen las moléculas de CBD es actuar como inhibidores en la descomposición de nuestro endocannabinoide principal, la anandamida.

cbd vs thc endocanabinoid system

En otras palabras, el CBD favorece que haya más anandamida circulando por nuestro sistema, y parece que disponer de más endocannabinoides puede ser uno de los factores que actúan como protectores de nuestro bienestar. Además, estudios clínicos, como “Cannabidiol modulates serotonergic transmission and reverses both allodynia and anxiety-like behavior in a model of neuropathic pain”, desarrollado por varios expertos, como el Dr. Danilo De Gregorio (2), indican que el CBD también tiene la capacidad de interactuar con el receptor de serotonina 5HT1A.

Efectos del CBD: un aceite con propiedades beneficiosas

Diversas pruebas de terceros con diferente grado de evidencia clínica indican que el Aceite de cannabidiol, o aceite CBD, posee muchas propiedades beneficiosas.

Las más destacables son sus efectos ansiolíticos, antipsicóticos, analgésicos, antiinflamatorios, antioxidantes, antieméticos, neuroprotectores y beneficiosos para la respuesta inmune.

Su capacidad para reducir problemas de ansiedad está especialmente estudiada (3), entre otras posibilidades terapéuticas con evidencia preclínica.

Además, el CBD de alta calidad se tolera muy bien y no provoca efectos adversos. Por eso, cada vez más personas utilizan aceite CBD en su día a día.

¿El CBD de espectro amplio incluye THC?

Quizá has oído hablar de la tintura de aceite con espectro amplio o del aceite de CBD de espectro completo. Significa que ese Aceite CBD, además de CBD aislado, incluye otros compuestos naturales, como terpenos y flavonoides.

Sin embargo, un aceite CBD de espectro amplio NO tiene THC, el de espectro completo sí incluye THC, pero no más del 0,03%. Ya que el aceite de espectro amplio NO contiene THC, es el recomendado. El motivo es que, siguiendo un proceso de extracción, es posible aislar y eliminar el THC del conjunto. Así es como se elabora el Aceite de CBD sin THC.

Por lo tanto, un CBD de amplio espectro no debería tener rastro de THC. Sin embargo, muchas marcas de aceite o de tintura de espectro completo no son capaces de eliminar al 100% el THC, por lo que puedes dar positivo en pruebas de detección de drogas.

En Nuuyu hemos desarrollado un método de extracción capaz de producir aceite de espectro amplio de alta calidad con 0,00% de THC para tu mayor seguridad. Es la manera de consumir cáñamo de espectro completo sin el peligro de dar positivo en THC o de sufrir cualquier efecto relacionado con el mismo. Si estás pensando en CBD de espectro completo vs CBD de espectro amplio, CBD de espectro amplio es la solución a tus problemas.

Hecho esto, se pueden dejar los demás compuestos, obteniendo un producto de espectro completo con gran capacidad terapéutica.

Ten en cuenta que un espectro amplio siempre será más beneficioso, pues el espectro CBD actúa creando sinergias que favorecen nuestro bienestar sin los efectos del THC. Por eso, es mucho mejor usar un producto CBD de espectro amplio.

Diferencia entre cáñamo y marihuana

El cáñamo (hemp) es una planta con un bajo contenido en THC y un alto contenido en CBD. Por eso, no tiene gran valor para los fumadores lúdicos, que buscan los efectos psicoactivos del THC. Prefieren la planta de marihuana, que presenta un alto contenido en THC a pesar de tener una baja concentración de CBD.

Aun así, el cáñamo ha sido muy apreciado tradicionalmente, pues su material vegetal es fantástico para fabricar fibras y tejidos.

Hemp vs Marijuana

Lo novedoso es el interés que ha despertado el cáñamo por su altísimo contenido en CBD. El cáñamo orgánico, es decir, no OGM, es la mayor fuente natural de CBD. Por eso, se suele hablar del CBD como extracto de cáñamo o aceite de semilla de cáñamo.

Así, la mayor parte del aceite CBD y de la tintura de aceite se obtiene gracias a las plantas de cáñamo, no de marihuana.

Cannabis Sativa: fuente de CBD

La mayor cantidad de CBD se encuentra en los tricomas del cáñamo, ubicados especialmente en las flores de cannabis y las hojas cercanas. Es allí donde también se acumula una amplia variedad de terpenos y otro tipo de cannabinoide no psicoactivo, el CBC.

Por ello, los procesos de extracción se suelen llevar a cabo tras la floración, en fuentes de cáñamo orgánico.

¿Por qué el CBD se consume en aceite?

El aceite de cannabis es un aceite al cual se le han agregado los compuestos de cannabis. De hecho, aunque la oferta de productos de CBD es amplísima, incluyendo hasta gominolas y cápsulas de gel de CBD, la forma más empleada a nivel terapéutico es el aceite.

El motivo es que los compuestos cannabinoides son solubles en grasas y aceites. En consecuencia, durante los procesos de fabricación, el CBD es integrado en un aceite portador. Así se conserva en óptimas condiciones y, además, facilita al cuerpo su absorción y la obtención de todos sus beneficios.

¿Qué pasa en nuestro cuerpo tras consumir CBD?

Nuestro cuerpo -y también el de todos los vertebrados y algunos invertebrados- tiene un sistema de receptores cannabinoides, CB1 y CB2, que conforman el sistema endocannabinoide.Beneficios del CBD

Uno de los más destacados expertos en este sistema, autor de diversos títulos sobre el sistema endocannabinoide, el Dr. Vicenzo di Marzo, explica que su función es ayudarnos a descansar, relajarnos, alimentarnos y, en definitiva, protegernos de muchos problemas de salud.

Resultados de laboratorio de terceros indican, con evidencia científica, que el sistema endocannabinoide actúa como modulador de múltiples funciones de nuestro cuerpo: control del apetito, percepción del dolor, regulación del sueño, regulación del estado de ánimo y gestión del estrés, entre otras. En el estudio “Mechanisms of CB1 receptor signaling: endocannabinoid modulation of synaptic strength” del autor Mackie K., hacen eco de ello (4).

Para conseguirlo, regula los sistemas de neurotransmisores ubicados en nuestras neuronas. El objetivo es mantener una respuesta óptima frente a las condiciones del entorno, como ataques, amenazas o estrés crónico.

Sabiendo esto, es fácil comprender cómo nos puede ayudar el aceite CBD a mejorar nuestro nivel de calidad de vida, al proporcionar mayor disponibilidad de cannabinoides.

Así, el espectro CBD podría mejorar problemas de ansiedad gracias a sus efectos ansiolíticos. También actuaría en otros procesos, pero posiblemente, el aceite de CBD para la ansiedad sea lo más analizado por pruebas de terceros.

Incluso se han desarrollado productos para mascotas con CBD, porque los productos de CBD derivados del cáñamo están despertando el interés de investigadores, médicos e incluso veterinarios por su potencial para mejorar la función diaria.

Serotonina, y trastornos relacionados con la ansiedad: cómo ayuda el CBD

La serotonina es un neurotransmisor muy importante para nuestro estado de ánimo. Una deficiencia en el receptor de serotonina 5HT, puede provocar trastornos de ansiedad o depresión que cursan incluso con dificultad para respirar o dolor de pecho.

Por ese motivo, laboratorios de terceros han desarrollado muchos fármacos que actúan sobre la serotonina como tratamiento para la ansiedad. Son los Inhibidores de la Recaptación de Serotonina. El problema es que estos medicamentos pueden provocar numerosos efectos secundarios e incluso generar dependencia.

En este sentido, el CBD presenta una esperanzadora manera de tratar los problemas de ansiedad y del estado de ánimo.

Se habla de aceite para la ansiedad justamente porque el CBD regula la actividad de las neuronas de serotonina, pudiendo ser una de las causas que explica sus efectos sobre la ansiedad. Y lo mejor, sin efectos secundarios potenciales ni adicción.

Queda mucho por investigar, pero sin duda, el CBD tiene el potencial de convertirse en una solución natural para combatir problemas cada vez más comunes, como la ansiedad y el estrés.

Bibliografía

  1. Amin MR, Ali DW. Pharmacology of Medical Cannabis. Adv Exp Med Biol. 2019;1162:151-165. doi: 10.1007/978-3-030-21737-2_8. PMID: 31332738. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31332738/
  2. De Gregorio D, McLaughlin RJ, Posa L, Ochoa-Sanchez R, Enns J, Lopez-Canul M, Aboud M, Maione S, Comai S, Gobbi G. Cannabidiol modulates serotonergic transmission and reverses both allodynia and anxiety-like behavior in a model of neuropathic pain. Pain. 2019 Jan;160(1):136-150. doi: 10.1097/j.pain.0000000000001386. PMID: 30157131; PMCID: PMC6319597. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30157131/
  3. Skelley JW, Deas CM, Curren Z, Ennis J. Use of cannabidiol in anxiety and anxiety-related disorders. J Am Pharm Assoc (2003). 2020 Jan-Feb;60(1):253-261. doi: 10.1016/j.japh.2019.11.008. Epub 2019 Dec 19. PMID: 31866386. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/?term=cbd
  4. Mackie K. Mechanisms of CB1 receptor signaling: endocannabinoid modulation of synaptic strength. Int J Obes (Lond). 2006 Apr;30 Suppl 1:S19-23. doi: 10.1038/sj.ijo.0803273. PMID: 16570100. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16570100/

CUSTOMER SERVICE

NUUYU COSMETICS PLUS, SL
CIF: B01807692
Phone: +34 689 14 54 13
Email: info@nuuyu.com
Paseo de Gracia, 118 – Principal
08008, Barcelona

SUBSCRIBE

We do not claim CBD treats any medical conditions, any piece of content is about the properties of the individual plant terpenes, this agreement is to be governed by Spanish law. In Annex II of Regulation (EC) 1223/2009 on cosmetic products, hemp seeds and leaves are excluded
from the classification as narcotic drugs.

The European Commission states that: “Cannabidiol is not included as such in the Convention on Narcotic Drugs of 1961. Therefore, cannabidiol is considered outside the scope of Annex II, of Regulation (EC) 1223/2009 at entry 306”.

Currently in the European Union the use of cannabidiol is allowed as long as * it does not come from parts of the plant that are considered narcotic drugs *. Thus, the use of cannabidiol obtained from seeds and leaves is currently allowed on cosmetic products.